7 formas en que la economía circular crecerá en 2021

Desde los envases más reutilizables, las empresas que recuperan productos usados hasta los diseñadores más capacitados, el 2021 será un año clave en el desarrollo de nuevos sistemas menos costosos.

7 formas en que la economía circular crecerá en 2021

En este momento, la mayor parte de la economía mundial es lineal es decir los materiales se extraen, procesan, producen, venden y luego finalmente se vierten en vertederos. Pero la idea de una economía circular, es donde los materiales se utilizan en un ciclo cerrado, con energía renovable, está nueva economía está ganando terreno, y muchas empresas en 2021 están fijando objetivos para implementar este sistema en las próximas décadas. Los próximos años serán cruciales para consolidar la creciente economía circular.

7 tendencias que contribuirán a la expansión de la economía circular en 2021

Más marcas utilizarán envases reutilizables

Un número creciente de empresas están reconsiderando el diseño de productos para evitar los envases de un solo uso. Empresas emergentes como: Blueland y Everdrop ahora venden productos de limpieza en forma de tabletas que se pueden lanzar en botellas reutilizables.

Bite vende pequeñas tablas de pasta de dientes para que pueda evitar los tubos de plástico estándar. Nestlé está empezando a probar estaciones de carga en las tiendas de café y alimentos para mascotas; un startup llamada Algramo está introduciendo estaciones de carga para detergentes y productos de limpieza en lavanderías.

McDonald’s está probando tazas de café reutilizables que se pueden tirar en un contenedor de limpieza; Burger King está probando un contenedor reutilizable para el famoso sándwich Whopper.

Otros están experimentando con nuevos contenedores reutilizables para la entrega de alimentos para llevar y entregar comida. Loop, es el sistema que ofrece productos convencionales, como el helado en envases reutilizables y retornables esta idea, sigue creciendo.

Dove acaba de lanzar un contenedor recargable de acero inoxidable para el desodorante. «Es un producto bien diseñado», describe el nuevo contenedor de Dove Joe Iles, director del programa de diseño circular de la Fundación Ellen MacArthur, una organización británica que se centra en la economía circular.

«El objetivo es que lo guarden, con esto creo que empezaremos a ver más tratos como este, ya que son muy buscados. Se desvían de la idea de que esta concepción es sólo para unos pocos iluminados».

Habrán menos envases de plástico y será más fácil reciclarlos

En algunos casos, las empresas están eliminando por completo los envases adicionales: Walmart, por ejemplo, ha dejado de envolver algunos productos en envoltorios de plástico en tiendas canadienses.

Pero otros están encontrando soluciones más innovadoras, por ejemplo Carlsberg ha reemplazado algunos anillos de plástico de la cerveza de seis paquetes por un nuevo tipo de pegamento. Apeel hace un recubrimiento seguro y comestible que puede proteger la fruta del deterioro sin envoltura de plástico.

Y las empresas que se centran en la producción local, como Infarm, que cultiva verduras y hierbas directamente dentro de las tiendas de comestibles, pueden evitar los envases que normalmente se utilizarían para el envío.

Otros diseños todavía utilizan plástico, pero facilitan el reciclaje de los envases, como una botella de agua sin etiquetar que está hecha de un solo material (por supuesto, la mejor opción para el agua es un recipiente reutilizable). Este tipo de innovación seguirá creciendo a medida que los problemas plásticos se vuelvan aún más evidentes.

Según un informe para el  2040, la cantidad de plástico que terminará en el océano podría triplicarse si no se realizan cambios importantes en el sistema actual.

Más empresas recuperarán los productos cuando terminen de usarlos

Si ya no quiere su viejo par de Levi‘s, la compañía le pagará para que los vuelva a poner a la venta en un mercado de segunda mano. Otros, como Patagonia, también recuperan prendas viejas, la reparan y reacondicionan para que puedan encontrar una segunda vida.

Las startups como la marca de zapatillas Thousand Fell recogen sus zapatos cuando los usuarios los han consumido para que para que puedan ser reciclados (a diferencia de la mayoría de las zapatillas, estas fueron diseñadas desde el principio para ser reciclables).

Ikea, aspira a convertirse en una empresa de economía circular para finales de la década; está intentando entender cómo hacer la retirada de productos a gran escala y experimentar con otros modelos de negocio, como el alquiler de muebles.

«Estoy seguro de que veremos marcas más establecidas preguntándose cómo pueden participar en el cambio de reglas de propiedad y qué significa poseer un producto» Iles «¿Lo posees para siempre, o eres un cuidador temporal, y entonces puedes cambiar a otra persona?

Las empresas harán que la economía circular forme parte de su estrategia climática

A medida que las empresas cambian a las energías renovables y toman otras medidas para reducir su huella de carbono, también se están dando cuenta de  que un modelo de economía circular es parte de la solución.

«Alrededor del 45% de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de la forma en que fabricamos y utilizamos los productos y la forma en que administramos la tierra»; dice Joe Iles. «Muchas organizaciones están recurriendo a esa pieza que falta del rompecabezas».

Recuperar un producto usado y prepararlo para la reventa, por ejemplo, puede evitar casi todo lo el impacto climático de la fabricación del mismo producto desde cero.

Las nuevas políticas apoyarán la economía circular

Es probable que más gobiernos aprueben nuevas leyes que puedan respaldar el crecimiento de la economía circular. Esto podría incluir más prohibiciones de plástico de un solo uso, siguiendo ejemplos de países como Canadá;  donde las bolsas de plástico, pajitas, empaques, tenedores de plástico y otros artículos de un solo uso estarán prohibidos para fines de este año. También puede haber nuevos incentivos, como la reducción de los impuestos sobre los productos usados que se han reacondicionado para su reventa.

Las empresas medirán los progresos que están haciendo

«Las marcas son cada vez más responsables de las mediciones o indicadores que van más allá de los ingresos, las ganancias y el valor para los accionistas»; dice Iles.

Es probable que los avances en circularidad se conviertan en una de estas medidas. El Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible publicó recientemente los indicadores de transición circular. La Fundación Ellen MacArthur tiene una nueva herramienta llamada Circulytics que ayuda a las empresas a medir y comunicar su trabajo de economía circular.

Más diseñadores reconocerán el papel que desempeñan para ayudar a cambiar el sistema

«Las personas en la fase de diseño de productos o servicios toman decisiones que afectan directamente en si las cosas que usamos son más lineales o más circulares; tienen un papel muy fundamental que desempeñar en la transición a una economía circular»; dice Iles.

«Al mismo tiempo, la economía circular realmente puede ofrecer un propósito a los diseñadores. No sólo están creando cosas que terminarán en un vertedero o que serán inútiles o superficiales para las personas. Pero realmente pueden usar sus habilidades para tratar de abordar los desafíos globales«.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¿Qué piensas?