Cambio climático: empresas, personas e ideas que podrían salvar el planeta

Se espera que la ciencia y la tecnología puedan avanzar lo suficiente como para mitigar el problema y dar más tiempo a los gobiernos del mundo para actuar en la descarbonización general.

cambio climatico

Ninguna iniciativa por sí sola podrá salvar al planeta de la crisis del cambio climático, pero cuatro décadas de intensa investigación y desarrollo han producido innovaciones que podrían hacer avanzar a la Tierra hacia un futuro más limpio y menos volátil.

Cambio climático: empresas, personas e ideas que podrían salvar el planeta

Ya está comprobado que el planeta se enfrenta a una dramática crisis climática y medioambiental. Las sequías, los incendios, las inundaciones, los huracanes y las olas de calor se suceden con tal frecuencia que puede resultar difícil recordar cuál fue el último fenómeno trágico que se produjo. Mientras tanto, las reacciones políticas internacionales son, en su mayor parte, apagadas y totalmente inapropiadas para el desafío en cuestión.

A falta de una solución política de envergadura, se espera que la ciencia y la tecnología puedan avanzar lo suficiente como para mitigar el problema y dar más tiempo a los gobiernos del mundo para actuar en la descarbonización general.

En este contexto, no hay razón para confiar en el tecno-optimismo: el problema no se va a resolver inventando una máquina de movimiento perpetuo que pueda eliminar de alguna manera todo el carbono que, como por arte de magia, permite que la vida continúe tal cual. Al mismo tiempo, no podemos caer en un total pesimismo tecnológico, porque los científicos, inventores y empresarios están avanzando lenta pero constantemente en la sustitución del carbono, vital para la economía internacional, por alternativas limpias.

Hace cuarenta años, la energía solar y la eólica eran consideradas por algunos como bagatelas caras, aptas sólo para aficionados adinerados, que nunca marcarían la diferencia a gran escala. Ahora, tras décadas de investigación y desarrollo, son la fuente de energía más barata que existe.

Estos son algunos de los proyectos más importantes que podrían crear una economía limpia en el futuro.

Pasar a la energía renovable

Las empresas energéticas intentan rediseñar la energía eólica para que los gigantescos componentes no acaben en los vertederos, sino que puedan ser reciclados. Por lo tanto, el RecyclableBlade de Siemens Gamesa está diseñado para ser descompuesto en sus materias primas cuando ya no pueda ser utilizado.

En cuanto a la energía renovable, Intel señaló que, durante un apagón, sería esencial explotar una tecnología que preservara la electricidad en los lugares más importantes. El proyecto es mucho más complejo de gestionar que una red alimentada por una única planta de carbón siempre activa, pero Intel ha estado trabajando en una plataforma revolucionaria para ayudar.

La startup Clearloop está ayudando a construir huertos solares donde hay mayor exposición a la contaminación. Las plantas renovables suelen instalarse donde es más fácil construir, lo que deja a algunas zonas sin nuevas energías limpias. Clearloop quiere igualar la distribución.

Reducir la huella de carbono para combatir el cambio climático

Para reducir la huella de carbono, se está trabajando en una unidad de refrigeración potente y respetuosa con el clima que reduce la huella de la climatización en un 75%. La tecnología de las bombas de calor es el futuro de la refrigeración y la calefacción, pero su instalación es especialmente cara.

La industria naviera, por su parte, ha informado de que puede pasar de ser un contaminador global a una realidad neutra en carbono. Desde el hidrógeno hasta las velas, pasando por el amoníaco verde, el sector naviero se está replanteando la forma de transportar la enorme cantidad de mercancías que sustentan la economía mundial.

Pachama aseguró que las compensaciones de carbono basadas en la silvicultura cumplirán sus promesas. El mercado de compensación de carbono podría tener un valor de 100.000 millones de dólares en 2030. El cofundador y director general de Pachama, Diego Sáez Gil, ha decidido preservar la transparencia de todos los datos y está gestionando el proyecto de forma responsable.

Phykos ha construido una red de granjas que albergan algas robóticas capaces de capturar carbono: es como plantar bosques en el océano. Phykos está intentando experimentar con una nueva forma de «limpieza» del carbono: utilizar barcos automatizados para cultivar algas en medio del océano y luego hundirlas en el fondo.

Rediseñar la forma de vivir

¿Qué pasa si al caminar sobre un suelo de madera se alimenta la casa? Los científicos han descubierto cómo hacer que los trozos de madera generen una carga cuando se les aplica presión, lo que podría remodelar la forma de hacer más eficientes los edificios.

Mejorar el transporte en favor del cambio climático

Todos los coches y camiones nuevos podrán ser eléctricos en 2035. La transición a los vehículos eléctricos puede ser más rápida de lo que se piensa.

En Estados Unidos, la ciudad de Austin (Texas), por ejemplo, acaba de votar para gastar 7.000 millones de dólares en una revolución del transporte. La capital de Texas construirá un sistema ferroviario de 31 estaciones, rutas de tránsito rápido en autobús y carriles para bicicletas para que más personas abandonen sus coches.

Limpiar el planeta

Flash Forest ha comprado drones con los que se plantarán 40.000 árboles en un mes. En 2028, habrán plantado 1.000 millones. El planeta necesita urgentemente ser reforestado a gran escala y en un plazo de tiempo muy ajustado, por lo que los drones de Flash Forest pueden plantar árboles mucho más rápido que los humanos.

BeBot es un robot limpiador de playas que funciona con energía solar y busca en la arena plásticos diminutos que los humanos no pueden detectar. Es difícil recoger a mano todos los residuos de plástico de las playas, por lo que BeBot acelera el proceso.

Generate Capital, una «empresa de infraestructuras sostenibles», acaba de recaudar 2.000 millones de dólares para impulsar la difusión de las tecnologías limpias. Generate Capital suele invertir grandes cantidades de capital en proyectos sostenibles -desde paneles solares a vehículos eléctricos o digestores de residuos alimentarios- y luego vende los servicios a otras empresas.

Por último, otro proyecto relacionado con la limpieza del planeta se refiere a los microplásticos. Los microplásticos, de hecho, están en todo, desde los detergentes hasta la agricultura. Pero, ¿y si fueran biodegradables? La empresa biotecnológica Calyxia está desarrollando una nueva versión de las diminutas cápsulas que se disuelven en la naturaleza.

LEA TAMBIÉN

Jill Wagner: «¿Una solución sencilla a la crisis climática? Plantar árboles»

Sila Nanotechnologies, la empresa que reinventa las baterías de iones de litio

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¿Qué piensas?