Especial Ecommerce: Qué es y qué se necesita para montar un comercio online rentable

El e-commerce o comercio electrónico, es un sistema de compra y venta de productos y servicios que utiliza Internet como medio principal de intercambio.

ecommerce

Seguramente has escuchado la palabra Ecommerce, ya que el comercio electrónico está en auge en este momento. sin embargo, a  pesar de estar de moda, mucha gente no tiene claro qué es exactamente. Por eso, el objetivo de este articulo será explicarte que es Ecommerce, los tipos que existen y las ventajas con respecto al comercio tradicional.

Concepto de Ecommerce: qué es

El Ecommerce o comercio electrónico, es un sistema de compra y venta de productos y servicios que utiliza a la Internet como medio principal de intercambio. Se podría decir que se trata de un comercio que gestiona los cobros y pagos a través de medios electrónicos.

Ventajas y desventajas de montar un e-commerce

Ventajas

– Más clientes: ninguna tienda local ni una empresa así tenga sedes en varias ciudades puede conseguir el alcance del e-commerce. Al comprar y vender desde cualquier punto del mundo amplía el público objetivo y permite conseguir más clientes.

– Sin horarios: no hay horarios, rara vez hay tiendas o empresas que trabajen 24 horas al día. La web está disponible al público todo el tiempo y el cliente puede comprar lo que quiera cuando quiera.

– Menos costes:  no se necesita un establecimiento físico, esto reduce los costes con respecto al negocio tradicional. Cuando el e-commerce pone en contacto a proveedores con compradores, no  hay gastos en producción.

– Más margen de beneficio: la reducción de costes y el aumento del mercado de clientes hacen  que, incluso se bajan los precios, se pueda conseguir un margen mayor que con un establecimiento tradicional. Se vende más y se gana más dinero.

– Escalabilidad: esto quiere decir que se puede vender a una o a mil personas al mismo tiempo. En un negocio físico siempre habrá un límite de clientes que se puedan atender a la vez.

Desventajas (retos)

Mas que contras o desventajas, se podrían llamas retos.

– Falta de confianza: hay menor seguridad en la transacción económica. Esto se traduce en desconfianza. Esto se puede resolver con un certificado SSL (https) que encripta la información transferida, y con otros sellos que transmitan esa confianza.

– Productos o servicios que no se pueden tocar ni ver: los compradores necesitan sentir que están haciendo una buena inversión. Una manera de hacerlo es viendo y tocando el producto con nuestras propias manos. Esa sensación intangible se pierde en un e-commerce. Pero ¿Cómo resolverlo? La solución es fichas de los productos muy completas, incluyendo imágenes, vídeos y una descripción muy detallada del producto.

– Tener acceso a Internet:  para poder comprar y vender se necesita un dispositivo preparado, en determinados sectores, donde el público objetivo es de mayor edad o menos «tecnológico», esto puede ser un problema.

– Dificultades técnicas: En el caso de un e-commerce la parte de tecnología requiere un mínimo conocimiento técnico que no todo el mundo tiene. La mejor manera de solventarlo es delegando esa parte, aunque tenga un coste.

– Competencia: el gasto para montar un e-commerce no es tan alto como en un negocio físico. Eso supone mayor competencia.

– Tiempo en obtener resultados: En un negocio online conseguir visibilidad es más complicado de lo que parece. Se puede tener un gran producto y una gran plataforma, pero si no se trabaja para ganar visibilidad nadie llegará a verlo.

Pasos para crear un e-commerce

Ahora que sabes qué es, y sabes los pros y contras, te explicaremos por dónde empezar.

1. La idea

– Estar atento para observar desde un punto de vista emprendedor casi cada situación en el día a día.

– En la calle fíjate qué negocios físicos podrían llevarse a Internet.

– Piensa en las necesidades,  de las personas de tu entorno: ¿Qué usan cada día? ¿Por qué cosas se suelen quejar?

– Piensa en resolver problemas a las personas

– No vendas productos, resuelve problemas.

2. Análisis de la idea

El segundo paso es escoger una de las ideas. Esta idea de e-commerce será la que analicemos:

– Propuesta de valor: ¿Qué valor aporta? ¿Qué necesidad satisface?

– Mercado: ¿es un producto nuevo? ¿Es un producto que ya existe pero con nuevas funcionalidades?

– Competencia: ¿quién está ahora mismo satisfaciendo esa necesidad que has detectado en tus potenciales clientes? ¿Podrías mejorarlo?

– Demanda: ¿está ese problema que vas a resolver lo suficiente extendido como para que haya demanda suficiente? Comprueba cuánta gente está buscando en Google la temática. Puedes hacerlo con el Keyword Planner.

– Dificultades: escribe otros retos que te surgirán (dificultades técnicas, competencia, amenazas…).

3. Estrategia

En España se registran unas 300 nuevas empresas cada día, pero la mayoría salen a tientas, sin una estrategia diseñada. Por eso es necesario tener claro hacia dónde ir y con qué medios hacerlo, marcará el éxito de tu e-commerce.

Puedes hacerte preguntas como:

– ¿Cómo nos va a conocer nuestro cliente ideal?

– ¿Por qué nos va a preferir a la competencia?

– ¿Vamos a ser más baratos?

– ¿Qué define a nuestros clientes? ¿Qué características comunes tienen?

– ¿Qué objetivos tiene nuestro negocio? ¿Cómo vamos a crecer?

4. Plan de acción

En esta cuarta fase se debe definir acciones específicas alineadas con la estrategia marcada.

Nombre: Sigue unas pautas básicas, que sea corto, fácil de pronunciar y que esté disponible el dominio .com y las principales redes sociales.

Alojamiento: un negocio Ecommerce necesita un servidor donde alojarse.

Identidad corporativa: no solo de los colores o el logo, si no de los valores a transmitir, la verdadera esencia de la marca.

Sitio web: Si no lo vas a hacer tú necesitarás a alguien que lo haga o te asesore. Valora las diferentes opciones en función de tu modelo de negocio: PrestaShop, WordPress, Shopify…

Visibilidad: es la parte más importante y olvidada a la vez. La mayoría de emprendedores se esfuerza en tener un buen producto y una bonita web donde venderlo, pero no piensa en cómo llegarán los clientes.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¿Qué piensas?

Escrito por Sandra Prieto