Rent the Runway, lecciones aprendidas por Jennifer Fleiss tras el «no» de Diane von Fustenberg

La cofundadora de Rent the Runway, Jennifer Fleiss, explicó cuáles fueron las lecciones importantes aprendidas tras el "no" de Diane.

Rent the Runway, lecciones aprendidas por Jennifer Fleiss tras el "no" de Diane von Fustenberg
Rent the Runway, lecciones aprendidas por Jennifer Fleiss tras el "no" de Diane von Fustenberg

Diane von Furstenberg dijo que Rent the Runway nunca funcionaría. Estas son algunas de las lecciones más importantes que aprendió la cofundadora Jennifer Fleiss tras la salida a bolsa de la empresa, que ascendió a 1.700 millones de dólares.

Rent the Runway, lecciones aprendidas por Jennifer Fleiss

La empresaria en serie Jennifer Fleiss sabe lo que es enfrentarse al rechazo. Al fundar la empresa de alquiler de ropa Rent the Runway en 2009 con Jennifer Hyman, las entonces amigas de la escuela de negocios consiguieron una reunión con su mentora ideal, la diseñadora de moda Diane von Furstenberg. Sin embargo, en esa ocasión se les dijo a las dos mujeres que su idea de negocio no iba a funcionar.

«Odiaba el concepto, y eso era increíblemente desmoralizador», explicó Jennifer Fleiss. La empresaria, sin embargo, también informó que el momento le enseñó una valiosa lección sobre cómo lidiar con los «no» y la importancia de un cofundador que la apoye.

Tras los comentarios del diseñador, Jennifer Fleiss dijo que la respuesta de Jennifer Hyman fue: «¿Estás bromeando? Nos ha mostrado todas las formas efectivas en las que debemos evolucionar nuestro discurso de ventas, cómo fortalecer el negocio y cómo cambiar las cosas».

Jennifer Fleiss añadió: «El contratiempo inicial le enseñó a mantener una mentalidad resistente y a tener una mente abierta sobre la estrategia».

El equipo de Rent the Runway cambió entonces a un modelo de suscripción que permite a los compradores alquilar hasta 16 artículos al mes por una tarifa fija. La empresa fue valorada en 1.000 millones de dólares en 2019 antes de salir a bolsa en octubre. Jennifer Fleiss pasó a ser cofundadora y directora general de Jetblack, un servicio de compras de conserjería exclusivo para miembros de Walmart. Este año, se convirtió en socia de riesgo en Volition Capital.

Recordando la férrea oposición de la diseñadora de moda Diane von Furstenberg, Jennifer Fleiss señaló algunas de las lecciones más importantes que todo empresario debe conocer.

Construir una red sólida

Mientras aprendía conocimientos de logística y cadena de suministro en su trabajo en Rent the Runway, Fleiss ideó un sencillo truco implementado a través del correo electrónico que le permitió crear un grupo de colegas que le ayudaran a responder a las preguntas de forma rápida y eficaz. Creó una lista de contactos por correo electrónico que incluía a otros fundadores o expertos que podían responder a preguntas, dar opiniones o aportar ideas. A veces, eso significaba simplemente hacer una pregunta sobre un aumento de las tarifas de envío o cómo gestionar el despido de un empleado clave.

«Puede haber hasta 50 personas a las que recurres cuando necesitas ayuda. Es realmente un momento crítico», admitió. En este contexto, también les envió actualizaciones rutinarias sobre el progreso de su negocio para mantenerse en contacto.

Creyendo en su misión, el éxito de Rent The Runway

Jennifer Fleiss dijo que es importante invertir en el producto, el equipo y las instalaciones, pero hay una inversión que ha descubierto que es inestimable para el éxito de cualquier negocio: creer en la misión.

«La inversión más importante es asegurarse de que amas y crees en el negocio en el que trabajas, porque estás invirtiendo tu tiempo», subraya Fleiss. «Hagas lo que hagas en la vida, ese será siempre el mayor regalo, el bien más escaso y el recurso que debes optimizar».

Centrarse en el cliente

Fleiss ha sido tanto inversor como fundador en busca de financiación. Al hacerlo, ha descubierto que su enfoque en el cliente le ha garantizado el mayor éxito. A la hora de elegir las empresas en las que invertir, busca esta mentalidad centrada en el cliente por encima de todo.

«Quieres saber que esa persona no está sólo obsesionada con el cliente y el problema que está resolviendo inicialmente, sino que seguirá centrada en volver al ‘wow’ y en averiguar una y otra vez cómo servir mejor al cliente», señaló.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¿Qué piensas?