Nacimiento de un nuevo ártico ¿el cambio climático en 30 años será otra nación?

El calentamiento global aumenta el derretimiento del hielo marino: los científicos hablan del posible nacimiento de un nuevo ártico.

Nuevo ártico
nuevo ártico

Debido al cambio climático, en el extremo norte del planeta, un nuevo mundo está emergiendo de la erosión del hielo marino, desde que comenzaron las mediciones satelitales, esto se ha reducido en un 30% aludiendo todas las predicciones.

Desde 2007 en particular, el deshielo se ha disparado, cambiando rápidamente el mapa físico del aire. Más de lo que las estadísticas calculaban, este evento ya es un fenómeno alarmante que cada vez ha ido progresando. Los científicos lo llaman «Nuevo ártico«, porque en 30 años ya no será el mismo que el que se conoce ahora: el paisaje de esta remota parte del mundo está evolucionando rápidamente y ya es irreconocible en comparación con las diapositivas tomadas por el espacio hace sólo unas décadas.

Nuevo ártico: alerta de los investigadores

El ejemplo más llamativo es el derretimiento del glaciar Longyearbreen, en el archipiélago noruego de Svalbard, donde el aumento de las temperaturas medias de invierno de 10 grados Celsius durante los últimos 30 años ha roto el ciclo del ecosistema local.

El viernes 13 de noviembre se grabó un nuevo récord, la columna de mercurio alcanzó los  +9,4°C, un umbral nunca antes registrado en esas latitudes, donde en esta época del año no debería superar los -5 como máximo. El récord anterior, +7,5°C, se alcanzó en la década de 1970. La detección medida por la estación meteorológica del círculo polar fue publicada en Twitter por varios investigadores: la mejor prueba ocular, para muchos que todavía creen que el clima será un problema de nuestros bisnietos, de lo que ya está remodelando radicalmente el hábitat que nos rodea.

Según la revista Scientific American, el aumento incontrolado de las temperaturas provocará cada vez menos nieve y más lluvia, y la mutación de los fenómenos meteorológicos también afectará  el paisaje de otros lugares del mundo, incluyendo la cuenca mediterránea. Menos nevadas y heladas, más tormentas eléctricas y lluvias torrenciales; el territorio en el que vivimos se transforma.

Las coautores del estudio Laura Landrum y Marika Holland, investigadoras del Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas de Colorado, han publicado en Nature Climate Change los resultados de los  datos sobre el momento de la aparición de estas nuevas tierras del hielo ártico, si los seres humanos continúan sin mover un dedo para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, a mediados de siglo, alrededor de 2050, la extensión de la corteza helada caerá por debajo de un millón de kilómetros cuadrados de los 4 escasos actuales: un umbral nunca alcanzado, en ese momento en el que el océano ártico podría considerarse «libre de hielo».

El mar de Leptev, en Siberia, la «cuna» de la capa de hielo ártica, aún no se había vuelto a  congelar a principios de noviembre, cuando la capa de hielo duele formarse a principios de octubre. Para el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo, la tasa de disminución en el Polo Norte está avanzando a un ritmo del 10% cada diez años: esencialmente todos los años desaparece  una zona del tamaño de Austria , o más bien no se congela. Si a esto añadimos el tráfico de buques de carga y la actividad de la OTAN y las fuerzas rusas.

Hielo derretido: ¿Cuáles son sus efectos?

No es sólo el agotamiento de las reservas de agua, la gruesa capa de hielo representa una gran superficie brillante que sirve para reflejar la luz del sol lejos de la Tierra, atrapando el calor debajo de la superficie en invierno y evitando que se filtre. Por eso se calienta al doble de la velocidad del resto de la Tierra. A medida que el hielo se adelgaza y desaparece, el océano se vuelve menos capaz de retener el calor, absorbiendo más en verano y liberándolo en invierno, la progresiva desaparición del hielo contribuye a calentar aún más la atmósfera, desencadenando el clásico círculo vicioso.

Las especies vegetales corren riesgo, sin hielo los nutrientes para el plancton no circulan, por lo tanto no serán capaz de absorber el dióxido de carbono del aire. Comenzando un cortocircuito, un efecto dominó con contaminación y calentamiento global. El hielo juega un papel estratégico más importante de lo que se cree para asegurar que la temperatura de la Tierra no provoque fiebre.

Todos los seres vivos se arriesgan. El Polarstern, un barco rompehielos alemán que participó en una importante expedición ártica en agosto, la cual documentó la situación de ImageKivalina, en el mar de Chukchi, una de las muchas aldeas nativas de Alaska que son amenazadas por el  desmoronamiento de las costas, en donde están muriendo los animales de los que los grupos indígenas para el suministro de alimentos.

Dentro de unos años, ellos también se verán obligados a emigrar, despoblando una nueva «Africa». O quién sabe, si surge una vasta superficie terrestre, incluso podría haber una guerra por su posesión.

El ártico es la parte del mundo donde los efectos del calentamiento son más visibles, tan graves que ahora es demasiado tarde para revertir el curso. Sin embargo, podemos tratar de mitigarlas, intentado frenar sus consecuencias, aunque sólo sea para darnos más tiempo para prepararnos, física y psicológicamente, para vivir en diferentes climas, lo que alterará la morfología de grandes áreas del planeta.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¿Qué piensas?

Global Summit Logistics Supply Chain